Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

«La verdad es que a mi me hace muy bien trabajar. Y además me encanta poder colaborar con el hogar, llenar la heladera cuando quiera o incluso ayudar a mi mamá. El año pasado me quedé sin papá y me hace feliz haber podido comprarle a mi mamá una casita a la vuelta de la mía y que seamos vecinas».

Imagen anterior
Más auténtica que nunca
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.