Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Conmigo mi papá no hace diferencias, todo lo contrario, te aseguro que no tengo coronita. Él me abrió las puertas, yo me gané mi lugar y puedo decir que ya no soy más una del montón. Le agradezco mucho por eso. Quizá la mayor desventaja es que te quita el día a día de la relación padre e hija y siempre cuando te juntás terminás hablando de trabajo.

Imagen anterior
“No quiero parecerme a mi papá”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.