Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

14/08/2011

Moda

Puro Glamour

Una noche en el teatro, una fiesta de gala o una cita de lujo son excusas para vestirnos como princesas. Mucho más ahora, que volvieron los vestidos largos, con texturas diversas como satén, gasa o guipure. Cortes precisos y con mucho vuelo son las claves para una elegancia renovada. Relacionado

Una noche en el teatro, una fiesta de gala o una cita de lujo son excusas para vestirnos como princesas. Mucho más ahora, que volvieron los vestidos largos, con texturas diversas como satén, gasa o guipure. Cortes precisos y con mucho vuelo son las claves para una elegancia renovada.

Archivado en:
Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *