Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Ver ese monumento de la divinidad fue algo impresionante. Es tan inmenso que uno no se imagina que dentro de esa construcción se va a encontrar con semejante figura”, describe Priscila.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Puro exotismo
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.