Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Es el pueblo más amable que conocí. Son sencillos, muy religiosos y su vida no gira en torno a lo material, eso es maravilloso. Esa calidez y educación suman al fantástico entorno que los rodea”, remata la manequin.

Imagen anterior
Puro exotismo
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.