Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“La verdad es que disfrutamos muchísimo estas vacaciones. De los días que duraron sólo llovió uno y durante apenas 15 minutos. Fue un verdadero placer, yo me olvidé del teléfono y del reloj y me dediqué a
ver cómo aprovechaba Martina su libertad”.

Imagen anterior
Un amante del Caribe
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.