Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Un amigo romano que las conocía nos la recomendó. Con mi novio buscábamos un lugar tranquilo para vacacionar. Cuando decidimos viajar, no sabía con qué me iba a encontrar, pero finalmente resultó un destino increíble”.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Islas Eolias: paraíso recóndito
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.