Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

En el desayunador las sillas con fundas se ubican en perfecta simetría. Detrás, sobre la mesa de costurero, un conjunto de cardones. También, réplicas de Picasso. La vajilla de cerámica decorada con rosas se elaboró especialmente a pedido de Stéphanie Fenestraz, dueña del lugar junto con Raoul.

Imagen siguiente
La casa encantada
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *