Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

02/04/2012

Decoración

Un mágico encanto

El primer departamento de solteros suele ser todo un tema. En este caso, la joven propietaria resolvió con ingenio un espacio amplio de 118 m2: armó un único ámbito totalmente integrado pero a la vez dividido por un cerramiento de madera que oficia de separador de ambientes cuando es necesario. Relacionado

El primer departamento de solteros suele ser todo un tema. En este caso, la joven propietaria resolvió con ingenio un espacio amplio de 118 m2: armó un único ámbito totalmente integrado pero a la vez dividido por un cerramiento de madera que oficia de separador de ambientes cuando es necesario.

Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *