Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

La habitación ganó intimidad gracias a un cerramiento de machimbre de pino que puede abrirse y cerrarse. Sobre la cama, dos mesas cumplen la función de desayunador y apoyo (MUC). A los pies, una banqueta antigua se revitalizó al ponerle encima una alfombra de piel traída del Norte.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Un mágico encanto
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.