Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

«Mi hija, Antonia, es lo mejor que me pasó en la vida. Físicamente es alta, flaca, rubia y de ojos celestes. Dicen que tiene mi forma de mirar y que es un poco terremoto como yo. Le gusta la música, canta todo el tiempo y también habla muchísimo».

Imagen anterior
«Adoro tomar riesgos»
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.