Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

«Hace 4 años, cuando nació mi segundo hijo, hice mesoterapia en la zona del pantalón de montar y en la panza. Después probé con los electrodos, pero sentía que me estaban electrocutando, no los pude soportar. El gimnasio me
aburre: por momentos me copo y después abandono».

Imagen anterior
Belleza: Geraldine Neumann
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.