Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Divergente de casi todas las propuestas rosarinas, se destaca en el piso superior el distinguido Dock Grill & Wine, que conquista con delicados platos y su exclusiva ambientación: sillones de cuero capitoné, obras de afamados artistas (como Pérez Celis y Carlos Alonso) y una iluminación íntima.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Frescura
y mucha onda
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.