Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Sólo vivimos para nuestro hijo y apenas lo acostamos lo único que queremos es irnos a dormir. No hay tiempo para nada más. Es un cambio radical, en el que uno pasa a ser el actor de reparto. Está bueno eso, porque mi atención y amor también van para el mismo lado.

Imagen anterior
Imagen siguiente
“Veo la vida menos dramática”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.