Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

23/11/2012

Sin categoría

“Nadie puede vivir sin amor”

Sabrina Garciarena estuvo trabajando en Italia y España pero hace unos meses volvió al país para quedarse definitivamente. Las razones: su familia, el trabajo y, por supuesto, el arte de Cupido, ya que tras varias idas y vueltas está nuevamente de novia con el periodista Germán Paoloski, con quien hasta planea convivir en breve. Una […]

Sabrina Garciarena estuvo trabajando en Italia y España pero hace unos meses volvió al país para quedarse definitivamente. Las razones: su familia, el trabajo y, por supuesto, el arte de Cupido, ya que tras varias idas y vueltas está nuevamente de novia con
el periodista Germán Paoloski, con quien hasta planea convivir en breve. Una nota a puro regreso y emoción.

Archivado en: , ,
Edición Nro:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *