Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

La idea fue recrear un mesa perdida sobre un paisaje nevado. Los renos, tanto en el candelabro como en el centro de mesa, remiten a una Navidad boreal. Como toque de diseño aparecen las sillas de Philippe Starck intervendidas por el propio Arzuaga.

Imagen siguiente
Mesas inolvidables
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.