Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Los tonos borravino, coral, fucsia y dorado remiten a la Belle Epoque porteña. En el centro de la mesa unos libros y un bouquet de rosas junto a un pesebre evocan al recogimiento. Los cubiertos de plata y nacar son de Sheffield, mientras que las copas de Wright.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Mesas inolvidables
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.