Me gusta soñar en grande

Oriana Sabatini, la hija mayor de Catherine Fulop y Ova Sabatini, aún no se despidió de la adolescencia pero hace rato que es una de las caras más buscadas por los cazatalentos locales. Modelo e imagen de varias marcas, ella tiene un firme proyecto en mente: triunfar en Hollywood como actriz. A continuación las delicias cotidianas de una “chica común”, con sangre y destino de estrella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *