Caricias que sanan

Tener un terapeuta animal ya no es
una rareza. La zooterapia va ganando adeptos que buscan un tratamiento más divertido y placentero al momento de solucionar sus trastornos psicológicos, rehabilitarse de problemas motrices o sobrellevar enfermedades agudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *