Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Solange Perone

Estudió tres años para ser maestra de niños con capacidades diferentes pero no terminó. Comenzó su recuperación y como cierre renunció a su trabajo. “Cuando entrenás todo es alegría y risa, armás un grupo de pertenencia que con algunos se extiende más allá de los entrenamientos”.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Las correcaminos
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.