Masculino
y cosmopolita

En el Palacio Alcorta, un empresario halló un espacio de 120 m2 ideal para su vida social y personal. Al ser ambientes chicos había que integrarlos y separarlos
a la vez; para eso se usaron muebles y colores en continuidad. Funcionalidad y diseño se combinan
en una ecuación equilibrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *