“En muchas cosas aún me siento
un adolescente”

Dice que todavía no se independizó emocionalmente de sus padres pero, curiosamente, en todo momento el “Chino” Darín muestra una formidable madurez para sus jóvenes 24 años. Acostumbrado a estar rodeado de “grandes” (en Farsantes, de hecho, trabaja codo a codo con Julio Chávez) revisa la relación con su familia, la noche, sus (escasas) dotes de cocinero y su firme noviazgo, sin convivencia,
con la actriz Calu Rivero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *