Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Felicidad pura. Cualquier niño que tenga este cuarto debe necesariamente ser un chico feliz. Aquí, para la princesa de la casa se eligió colorear todo en blanco. La cuna con la cómoda y el cambiador son de madera laqueada. Para guardar los juguetes se usaron canastos de mimbre con fundas rosas. El auto a pedal reciclado es una hallazgo encontrado en la feria de San Telmo. Las cortinas son de gasa; la alfombra de sisal y las mariposas en la pared de tela.

Imagen anterior
Imagen siguiente
La metamorfosis
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.