Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Quincho. Bajo una pérgola de madera y caña se ubicó la mesa escoltada por dos bancos pintados. Para las cabeceras, en cambio, se optó por dos sillas de tela microperforada, especial para exteriores.

Imagen anterior
La metamorfosis
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.