Es tiempo
de adornos

Compañeros de las noches de sofisticación, este año los complementos se renuevan, adaptándose a la tendencia descontracturada. Vinchas en crin sintética, hebillas con strass o plumas, flores de tela, cristales de roca negros, piedras y cueros brillan y ¡levantan! lacios no tan perfectos
y ondas quebradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *