Chef del Parador La Huella.">

Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Alejandro Morales
Chef del Parador La Huella.

Su creatividad se desató desde pequeño: “A los siete años jugando on unos amigos cociné un pedazo de carne sobre una maceta atravesada por un alambre. Fue mi primer asado en una parrilla improvisada”, confiesa. Eso fue una señal, no una sorpresa para sus padres, propietarios de un asador en Montevideo. ”Estábamos cerca del puerto- agrega-, allí a los 16 empecé colaborando con los rellenos de la pascualina”. Aunque cocinó por el mundo “por ejemplo en la cena aniversario para la Boda de Gilberto Pilgram, pope de la cocina californiana, y en la mesa estaban Alice Waters y David Tanis, otros chefs reconocidos internacionalmente”, él sostiene que nada le da más placer hoy que agasajar a su hijo de un año y medio.
“Me considero experto en papillas para bebé. Me inicié en el género cocinando para él”, concluye.

Imagen siguiente
El de siempre
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.