“Ya exorcicé todos mis demonios”

Tiempo de cambios para el galán irlandés. Tras un largo proceso de rehabilitación por alcohol y drogas, Colin Farrell afirma que ya “está limpio” y que hoy sus hijos (uno de ellos, con necesidades especiales) son su absoluta prioridad. Aún soltero, se aleja de las armas en el cine y hasta se anima a mostrar todo su romanticismo en el filme Un cuento de invierno, este jueves en las salas de todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *