Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Bien recortado

Armar, desarmar y volver a ensamblar. De eso se trata la nueva sastrería, poco convencional, pero muy sentadora. La clave es conocer, combinar diferentes estilos y, algo imprescindible, optar por tejidos nobles.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Las vidrieras
que vienen
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *