“Me cuido. Nunca me derrumbo”

En tan sólo un año se enamoró, tuvo a su hija Rufina, se separó y no dudó en ponerse rápidamente en línea para volver a ser la más deseada. Bella como nunca reapareció en la pasarela y comenzó a grabar los primeros capítulos de Camino al amor,
mientras se atreve a revelar la experiencia del propio recorrido
con su aire de ángel sexy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *