“Es sexy que
un tipo se vista de mujer”

Este año el actor volvió a su “refugio natural”, el teatro, donde se anima a calzarse los tacos y las plumas para convertirse en un desprejuiciado travesti en el celebrado musical Priscilla la reina del desierto. Frontal
y reflexivo, habla de su profesión,
del amor y de sus sentimientos encontrados respecto de la paternidad.

Los comentarios están cerrados.