Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Me gusta tener un poco de arrugas y que la gente diga ‘está grande’. Me parecen bien la coquetería y la sensualidad,
pero siendo actriz
no creo que una cara transformada ayude a la verdad de la palabra. Es uno de las grandes riesgos que tiene esta profesión”.

Imagen siguiente
“Después de la anorexia y las mentiras aprendí
a ser una
verdadera mujer”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.