Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

‘‘No compro pieles, no compro joyas, sólo ladrillos. Tengo muy buen ojo para eso, si decidiera dejar de bailar sería una muy buena productora inmobiliaria.
Mi última inversión fue justamente mi campo, es mi cable a tierra”.

Imagen anterior
“Me gusta
el tango, no
el conventillo”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.