Pintar el mundo

Si algo los caracteriza, es su alegría. Ese desenfado inocente que los lleva a reirse de todo y descontracturar las situaciones más diversas con una broma o una morisqueta. Eso sí, ese estilo de vida requiere un vestuario en sintonía: ropa cómoda y colorida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *