Out of the blue

Primero fueron los tonos noche, que le quitaron protagonismo al negro; luego el vibrante Klein que regresó victorioso en vestidos de cóctel y blusas para usar a cualquier hora del día; y, fialmente, los celestes: suaves, luminosos e imprescindibles para el verano 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *