“Siempre
tuve algo de
oveja negra”

Es un torbellino pero al mismo tiempo puede ser serena y reflexiva. Agradecida, cálida y, ante las apariencias, bella hasta el escándalo. Hoy Liz Solari exhibe un castaño que resalta sus increíbles ojos turquesa, es “casi” vegana y piensa en redoblar la apuesta en la actuación, tras su protagónico en una película italiana.

Una respuesta a “Siempre
tuve algo de
oveja negra”

  1. Lorene dijo:

    Thanks for the inihgst. It brings light into the dark!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *