“Nací para
ser artista”

Todavía no cumplió los 26, pero ya acumula un sinfín de experiencias: vivió en París, Londres y Nueva York; se subió a las principales pasarelas del mundo de la mano de diseñadores como Karl Lagerfeld y Jean Paul Gaultier; se casó (y se separó); estudió pintura, actuación y cine; y, como si todavía faltara algo, diseña una línea de accesorios para Prüne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *