Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

«Un psicólogo me recomendó que era importante observar a los hijos fijamente cuando se los alimenta y no distraerse. Me gusta fomentar ese vínculo maravilloso. Es más, a Milan todavía no le saqué el biberón porque disfruto mucho ese momento (risas).

Imagen anterior
Imagen siguiente
“Descubrí que el amor no debe ser tóxico”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.