Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Hubo un momento
en el me estaba amigando -a veces con tristeza, claro- con la idea de no casarme y ser madre. Y en el último minuto: ¡chan, sucedió! y estuvo buenísimo Todo fue una sorpresa que tal vez tuvo que ver con no esperarlo”.

Imagen siguiente
“El éxito te tranquiliza”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.