Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Mollejas

“Conseguir mollejas de corazón (tienen menor cantidad de grasa, más sabrosas), cocinarlas en horno hasta que queden tiernas pero no muy cocidas, sólo para marcarlas y poder desgrasar. Enfriar y dejar en un colador para que se escurran. Una vez frías sacar el excedente de grasa. En parrilla baja y caliente, dorarlas por ambos lados hasta que queden parejas. Terminar con aceite de oliva y acompañar con limón”.

Imagen anterior
Un aplauso
para el asador
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.