Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

En 2007, mientras visitaba un zoo en EE.UU. en paralelo a sus estudios como diseñadora, Bianca Siconolfi descubrió en un serpentario a la pequeña Blackmamba y supo que ése sería el nombre de su futura marca de indumentaria, que concretó cinco años después. De su tamaño -“mínimo”- extrajo la inspiración para plasmar las ediciones limitadas: pocas prendas de cada modelo pero máxima variedad de productos.

Imagen siguiente
Diseño con concepto propio
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.