Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Los más acaudalados arriban a sus costas en yates. Para el turista más “modesto” la otra alternativa es la vía aérea. Su aeropuerto es un atractivo en sí mismo.

Imagen anterior
Una isla
a pura fantasía
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.