“Aprendí a respetarme y a no hacer nada que me disguste”

Hace tiempo que le dijo adiós al qué dirán. A los 44 años se siente súper plantada como mujer y más que nada como madre. Sin buscarlo descubrió que la felicidad consistía en ser mamá y atender a su familia; además de dedicarse a proyectos que la apasionen: como Brindar por Argentina, su nuevo programa web en el que entrevistará a los candidatos a Presidente.

Una respuesta a “Aprendí a respetarme y a no hacer nada que me disguste”

  1. Lidia dijo:

    Finding this post has anewresd my prayers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *