“El éxito es tan mágico como peligroso”

En poco tiempo, el conductor se convirtió en el gran anfitrión del prime time de Telefé, al frente de los rendidores envíos ¡Boom! y Escape Perfecto. Decidido a que el “tsunami” de la televisión no lo pase por encima, revela acá sus rutinas espirituales y habla de su mujer, los amigos, el running y la tremenda perdición que tiene por su hija Delfina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *