Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Y para sumergirse de lleno en el estilo de vida cubano y en su cultura, el paso por La Habana es una obligaci贸n. Es ecl茅ctica y como toda capital, por momentos abrumadora. En sus calles no hay carteles ni marquesinas, pero resulta fascinante por la mezcla de majestuosos edificios conservados con dignidad, junto con otros olvidados en el tiempo, desvencijados y descascarados.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Tan ecl茅ctica como fascinante
 

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.