Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Compramos una nueva casa y ese día Aaron me sorprendió citando a una notaria. Ahí mismo me dijo: “Hoy te casás conmigo”. Y así fue, la ceremonia fue en la cocina (risas). Jamás voy a olvidar ese día tan mágico, además llovía a cántaros. Acepté por eso, porque novia bañada, es novia afortunada”.

Imagen siguiente
“Encontré mi alma gemela”
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.