Bien artesanal

Este refugio de Tigre, llamado por sus propietarios Casa Árbol, fue pensado para el reposo en familia. Construído a mano por su dueño, totalmente en madera, se proyectó y se logró sobre pilares de altura para no interrumpir su vista hacia el verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *