Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

RIBEREÑA Y CANCHERA.
La casa en madera y vidrios repartidos, está emplazada a 200 metros de un arroyo y rodeada de naturaleza virgen. La escalera de acceso se sube y baja con control remoto. “Esa es la seguridad del lugar -explica sonriente su propietario- Cuando nos vamos a dormir la subimos y nadie puede acceder a la casa”.

Imagen siguiente
Bien artesanal
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.