Luz

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

“Todos los materiales son reciclados, encontrados o comprados en galpones y anticuarios. La decoramos con mi mujer, buscando la practicidad y con un objetivo claro: venir a reposar, a descansar, a leer y escribir nuestros libros”, explica el dueño.

Imagen anterior
Imagen siguiente
Bien artesanal
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.