Bien vestidos

Esta vez les tocó a ellos ser protagonistas. Con diseños tradicionales pero de materiales innovadores, abrigos envolventes y trajes poco convencionales (algunos muy vanguardistas, por cierto) los hombres se subieron a las pasarelas de Londres, Milán y París.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *