“No soy tan freak”

Su mirada desafiante y un espíritu esquivo no es más que la coraza que esconde a una mujer algo vulnerable y recientemente domesticada. Aquellos días salvajes se esfumaron con la llegada de su hijo Vinicius,hace nueve meses. Hoy disfruta sin culpa de una agenda maternal que alterna con la presentación de Expediente Santiso, el filme en tono de cómic que también fue un desafío para su su lado profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *